Seguidores

martes, 28 de junio de 2011

Cita única


No hay respuesta
mi corazón teme
Un tormento de porqués
sellan mis entradas

En la bóveda
los espejos sangran carencias
El piano
rememora soles
corazones nublados

Divago
         en mi desconcierto


y otra vez
el chocolate brota
             sobre los siglos

Sobrio candel
entrelaza su luz tenue
con la hiedra que asoma

Un arcángel
susurra:
       -¿Muerte o ceguera?-

Quiebra el viento
La música del cuento
tiene peso solo en mi recorrido

 Reloj y espejo
acuerdan una cita única
de ópera y atuendos
donde las velas sobran
y las flores... 

                  Olga Iso

14 comentarios:

Luna dijo...

Y las flores, en esa única cita de porqués y desconciertos...

Me encanta tu forma de poesía. Saludos muchos, Olga.

Anónimo dijo...

Querida Olguita: Que no escriba comentarios cada día no significa que no te lea siempre. Encontraste tu voz y esta poesía es realmente buena. Cuando volvamos a vernos, que ojalá sea muy pronto, confío en no estar tan resfriado y decaído como el otro día, y que, superada tu tristeza, podamos charlar. Te felicito -enfáticamente- y, aunque las bobadas que perpetro por estos tiempos tengan cierta prensa, muy poco me siento al lado de todo lo que hacés. Qué privilegio, qué don, pienso siempre, fue para mí compartir esos años con gente como Marina, como Arita, como Miriam, como Fernanda, como Eugenia, como Vicky, como Grondonita, como Costita, como vos. El crítico que lee por encima de mi hombro, malísimo siempre, esta vez asiente. Bueno, Olguita, como diría Tatana, "sigue así". Qué suerte que los dioses, habitualmente distraídos, ese día de marzo me concedieron el inmerecido privilegio de recuperarte. Afectos, pero de los mejores, no de los protocolares, del más humilde y torpe de tus lectores, DM.

Maritza dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario tan animoso en mi blog. Yo me quedaré por aquí porque me gustó tu poesía.

Abrazos y felicitaciones!

Nueva Luna dijo...

Gracias DM, gracias! Me da mucha verguenza, tanto que dudé en publicarlo, pero después pensé: ¿por qué no? Trabajé duro para merecer el placer de este comentario. Después de todo, solo yo se quién habla y perdón pero me guardo ese tesoro que más de uno envidiaría! Es uno de los pocos lujos que me permito!!Jaja. Bsos

Nueva Luna dijo...

Gracias Maritza, Bienvenida!!! Un abrazo.

Jorge Ampuero dijo...

Preciosos y degustables versos. Espero regresar.

Saludos :)

40añera dijo...

Estupendo, no creo que te sobren las flores, tus versos las merecen
Un besote

ALBORADA dijo...

Hermosa forma de divagar...

Abracitos, Olga

Ricardo Miñana dijo...

Quizas sea ceguera por el amor,
quizas las flores... pero me quedo con el aroma de tu precioso poema.
deseo tengas un feliz fin de semana, que disfrutes.
un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

cualquier cita es buena si ambos están en pleno acuerdo, claro que los accesorios sobran

besitos y feliz fin de semana

Nueva Luna dijo...

40añera, gracias! Las flores siempre son un buen complemento de lo bello.Bso

Ricardo, la ceguera es siempre mala consejera, y en el amor, es el mejor camino a la autodestrucción. Abrazo

Elisa, muy cierto, gracias. Buen finde. Bsos

MARIA dijo...

Es fantástica, cuando sobran las flores y las velas es que hasta el color se palpa en el ambiente. Un besazo. Genial volver a leerte.

Sara O. Durán dijo...

Precioso Olga...
Besos

Nueva Luna dijo...

María: Un momento único para sostener sin accesorios.

Sara: Gracias, besos

Me gustaría también compartir con vos...