Seguidores

miércoles, 6 de julio de 2011

Mis manos

hablan 
tiemblan 
distraen  la mirada
pueblan el rostro
la espalda

tramitan  


sueltan

buscan nada
imaginan soles

tientan palabras


              Olga Iso


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Olguita:

Hermoso poema. Me recordó otro, también llamado MIS MANOS, de Emilia Bertolé, pintora y poeta rosarina de la primera mitad del siglo XX. Es de su libro ESPEJO EN SOMBRA y está incluido en la Antología poética argentina (1941)de JLB, ABC y S.Ocampo. Éste es:

"Mis manos, ciertas veces,
dan la rara impresión de cosa muerta.

Palidez más extraña no vi nunca;
marfil antiguo, polvorienta cera,
y en el dorso delgado y transparente
el turquesa apagado de las venas.

Carne que bien podría,
si la rozara una caricia ardiente,
deshacerse en ceniza
como esas flores frágiles y tenues
que en el fondo oloroso de los cofres
en fino polvo ámbar se convierten.

¿En qué siglo remoto florecieron
estas dos pobres rosas extinguidas?
¡Un milagro, sin duda, las conserva
aquí, sobre mi falda todavía!".

Emilia era famosísima por la belleza de sus manos. De hecho, Annemarie Heinrich se las fotografió.
Todo el libro está recorrido por la melancolía de un decadentismo a la belga (Verhaeren, por ejemplo), como Pedro M. Obligado o López Merino, pero mejor.

Mucho afecto, D.

Nueva Luna dijo...

Gracias D por compartir tan hermosas letras, aprendo de vos, todos los días. Me alegro que te haya gustado. El poema que mencionás es bellísimo. Siempre ahí mi fiel lector y amigo! Un abrazo para vos y otro para tu familia.

Maritza dijo...

¡Cuánta sensibilidad en las manos!... en TUS manos, en este caso.
Tu entrega poética me paseó por seducciones y labores propias con un significado mayor a lo que está escrito. O sea, algo que habita "entre líneas".

Muy hermoso.
Felicidades!
Un abrazo grande.

Nueva Luna dijo...

Muchas gracias Maritza! Es que mis manos parecen despertar algo especial en las personas,con distintas connotaciones pero algo pasa con ellas por eso decidí escribirles. Por qué no? jaja. Beso enorme.

Luna dijo...

Sueñan, "...tientan palabras..." y despiertan versos...

Un placer como siempre visitarte, Olga.

Un saludo enorme.

Cristofer dijo...

Hola, es una maravilla.
Con delicadeza describes las sutilezas que suceden en tus manos.

Son inquietas y osadas.
Me gusta.

saludos.
Cristofer.

Eduardo dijo...

Del tacto al mismo sentimiento...
que nostalgia de recordar como escribes, como sabes descifrar en palabras las miradas que erizan la piel.
Olga un beso... sigue escribiendo como lo haces, que no tiene igual.

Nueva Luna dijo...

Por qué no, Lunita! despiertan versos, gracias querida, quetengas una linda semana!!
Bsos.

Gracias Cristofer! Son mis manos, manos que hablan!

Rosa.E dijo...

Hermoso poema dedicado a las manos, ¡cuanta sensibilidad hay en las manos! y cuanta sensibilidad en tu poema.

Un abrazo.

Nueva Luna dijo...

Eduardo, gracias! me alagan tus palabras.

Rosa, un alegrón tenerte aquí, Gracias!

Me gustaría también compartir con vos...